Identificación por radiofrecuencia RFID

La tecnología RFID o identificación por radiofrecuencia, es un sistema de identificación automático que, sin necesidad de contacto físico y a distancia entre el lector y el objeto, permite la captura de datos mediante ondas de radiofrecuencia.

HISTORIA

La identificación por radiofrecuencia (RFID) fue desarrollada sobre los años 20 por el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Como ha pasado a lo largo de la historia con la mayoría de aparatos tecnológicos, los sistemas RFID se han ido desarrollando a través de servicios militares. Un sistema similar, el transpondedor de IFF, fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial por el bando aliado para identificar aviones enemigos o aliados.

Sin embargo, no ha sido hasta principios de este siglo que se popularizó y fue más accesible debido a la reducción de costes (Ley de Moore) y la liberación de patentes.

CÓMO FUNCIONA

Para que funcione, se necesita un lector RFID que establezca una conexión con el chip de una etiqueta RFID y realice las peticiones oportunas para identificarlo. Por tanto, primero tenemos que grabar la etiqueta RFID con un identificador único y posteriormente podremos realizar varias consultas para localizar la etiqueta en tiempo real.

El objetivo del sistema es que todos los agentes que participan en una cadena de suministro o de trabajo determinada, tengan los productos localizados y controlados en todo momento, sean estos documentos, personas, medios de transporte, animales, objetos, etc.

COMPONENTES

  • Etiqueta o tag: Transporta los datos que identifican al objeto.
  • Lector: Lee y/o graba los datos a la etiqueta.
  • Antena: Puede leer y/o grabar datos a las etiquetas de manera automática en tiempo real.
  • Pórticos: Permite el control de entrada y salida de los objetos etiquetados.

PROCESO

Los sistemas RFID se basan en el mismo principio de funcionamiento:

Se equipa a todos los objetos a identificar, controlar o seguir con una etiqueta RFID.

La antena del lector emite un campo de radiofrecuencia que activa las etiquetas.

Cuando una etiqueta entra en dicho campo utiliza la energía recibida para realizar la transmisión de los datos almacenados en su memoria.

El lector recibe los datos y los envía al ordenador de control para su procesamiento.

Proceso RFID
Proceso RFID

DIFERENCIAS LECTOR RFID Y CÓDIGO DE BARRAS

Los códigos de barras han sido la tecnología más extendida para la identificación de objetos hasta hace unas pocas décadas. Sin embargo, encontramos unas claras desventajas y ventajas respecto a la tecnología RFID.

  • Velocidad de lectura: la tecnología RFID permite leer hasta 500 lecturas por minuto, cinco veces más rápido que un código de barras.
  • Contacto: Un lector de código de barras necesita estar visible y a una distancia muy escasa ante un código para leerlo, sin embargo, un lector o antena RFID puede programarse para leer hasta varios metros y sin establecer contacto visible con su etiqueta.
  • Multifunción: mientras que el lector de código de barras sirve únicamente para leer o grabar etiquetas por una persona, un sistema RFID puede además de grabar o leer, hacer inventarios, controlar la entrada y salida de libros, entre otras.
  • Autónomo: Un sistema RFID puede realizar varias tareas a la vez programadas mediante un ordenador o realizadas por una persona, mientras que un lector de barras tiene que ser mediante una persona.
  • Interoperabilidad: Un lector de barras sirve únicamente para su cometido, leer o grabar datos. Para controlar los hurtos necesitaría un sistema de detección antihurto totalmente aparte de los códigos de barras. Un sistema RFID puede englobar a la vez, como hemos visto, con otros sistemas existentes o futuros utilizando patrones de radiofrecuencia.

DIFERENCIAS SISTEMA DE DETECCIÓN ELECTROMAGNÉTICO Y SISTEMA DE PÓRTICOS RFID.

Un sistema de seguridad antihurtos electromagnético requiere que los productos contengan una cinta electromagnética que tiene que activar o desactivar manualmente una persona mediante un desactivador/reactivador electromagnético. El pórtico únicamente detecta los objetos que tengan activado el electromagnetismo y activa la alarma.

Un pórtico RFID utiliza cuatro antenas RFID (dos en cada lado) además de un sensor de movimiento y un sistema de alarma acústica y visual. Para su funcionamiento, el pórtico se activa cuando pasa un objeto o persona por su sensor de movimiento e identifica si sus objetos están prestados o por el contrario no lo están, e inicia su sistema de alarma.

La gran diferencia entre ambos pórticos, es la diversidad de funciones que ofrece un sistema RFID. Cuando un objeto sale por un pórtico RFID sabemos exactamente qué objeto y a qué hora ha salido esté prestado o no, puesto que recaba información del programa de gestión en el que esté catalogado el ítem y su estado en la sala. El lector RFID puede ser programado para que realice otras acciones complementarias, como grabar un vídeo, tomar imágenes, bloquear el torno de salida, cerrar puertas, envío de SMS, grabado masivo de tags que entren por los pórticos, etc., En un pórtico electromagnético únicamente sabemos si un producto está activado electromagnéticamente cuando está cerca del pórtico pero no tenemos información de qué objeto se trata.

TIPOS DE RFID

Dentro de un sistema de identificación por radiofrecuencia, encontramos varios tipos de RFID: LF, HF y UHF.

  • LF: baja frecuencia (30–300 kHz).
  • HF: alta frecuencia (3–30 MHz).
  • UHF: ultra alta frecuencia (300–3000 MHz)

Como sus abreviaturas indican, sus diferencias radican en la frecuencia y la longitud de onda en el aire, por lo que a mayor frecuencia llegará a mayor distancia la identificación RFID.

PARÁMETROS Baja frecuencia LF (<135KHz) Alta frecuencia HF (13.56 MHz) Ultra alta frecuencia UHF (860-928 MHz)
Cobertura Menor <—————> Mayor
Tamaño de la etiqueta Mayor <—————> Menor
Velocidad de lectura de datos Menor <—————> Mayor
Lectura en presencia de líquidos o metales Mejor <—————> Peor
Lectura en presencia de interferencias EM Peor <—————> Mejor

 

¿DÓNDE PODEMOS ENCONTRAR SISTEMAS RFID?

Al ser RFID una tecnología de identificación y trazabilidad, tiene un punto fuerte en el sector de la logística y distribución, especialmente el control de productos en un almacén o en el punto de venta. Otros sectores en los que se aplica con éxito son:

  • Control de público asistente a congresos o eventos.
  • Gestión documental.
  • Inventarios.
  • Gestión de bibliotecas, archivos y medios de comunicación.
  • Identificación / control de vehículos y peajes.
  • Venta al por menor.
  • Identificación de animales.
  • Prevención de robos.
  • Gestión de hospitales.
  • Trazabilidad.
  • Control de salida y llegada en una maratón.
  • etc,..

¿DÓNDE CONTRATAR UN SERVICIO RFID?

Compatible con cualquier sector, producto, cadena de suministro o sistema informático, en 102 Novadoc encontrará soluciones prácticas y eficaces, enfocadas a la actividad de su negocio. Con la implantación de RFID en sus procesos empresariales, le ayudaremos a simplificarlos para que aumente su productividad, garantizando un rápido retorno de su inversión.

 

102 Novadoc

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *